Insights / Multifuncional / Artículo

¿Microgestionas a tus empleados con el teletrabajo? Asúmelo primero y soluciónalo después

21 de febrero de 2022

Autora: Jackie Wiles

Responde a estas cinco preguntas para saber si eres culpable. Si lo eres, cambia y actúa de este modo. Tus empleados te lo agradecerán.

En resumen:

  • El teletrabajo es la nueva normalidad para muchos empleados, pero a algunos responsables les preocupa no obtener la misma productividad que solían ver con el trabajo presencial.
  • La sensación de pérdida de control de los responsables les lleva en muchos casos a microgestionar a sus empleados, pero al hacerlo solo consiguen que disminuyan sus niveles de implicación, motivación y productividad.
  • Comprueba sinceramente si estás microgestionando y aplica después estas técnicas de liderazgo para frenarte e introducir unos comportamientos que inspiren confianza y productividad.

Ahora que el teletrabajo es la norma para muchos empleados, algunos responsables han caído en la trampa de microgestionarlos, una práctica que al final solo hace disminuir sus niveles de implicación, motivación, productividad y confianza. No te desesperes: estás a tiempo de ponerle freno con estas acciones.

“Tanto si lo admiten como si no, los responsables que microgestionan suelen desconfiar de la capacidad de sus empleados para cumplir con su trabajo fuera del entorno físico de la oficina”, afirma Daniel Sanchez Reina, analista VP de Gartner. “Cuando los empleados sienten que no se confía en ellos también pierden la confianza en sí mismos y disminuye el valor que aportan. La microgestión ahoga la creatividad, y los responsables deben adoptar medidas y trabajar tanto en sus propios comportamientos como en las normas que han establecido para sus equipos.”

Descargar ahora: Siete mitos sobre la relación entre el lugar de trabajo y los resultados del trabajo

efectos de la microgestión en tu equipo

Cinco preguntas para descubrir si estás microgestionando

¿Tienes dudas sobre tu propensión a microgestionar en el contexto del teletrabajo? Plantéate estas preguntas:

  1. ¿Suelo preocuparme o preguntarme a menudo (en voz alta o en mi interior) por la productividad de los empleados?
  2. ¿Siento la necesidad de que me informen constantemente de cada paso en sus progresos?
  3. ¿Espío en los registros del sistema para comprobar que una persona ha hecho realmente lo que le encargué?
  4. ¿Siento la necesidad de limitar la autoridad de los demás para monopolizar todas las iniciativas?
  5. ¿Tengo dificultades para delegar tareas porque no confío en que se lleven a cabo?

Si has respondido que sí a cualquiera de estas preguntas, entonces probablemente estés microgestionando. 

Medidas para dejar de microgestionar

Para no cruzar la línea roja entre supervisar y microgestionar a los empleados que teletrabajan, adopta dos tipos de medidas:

  • Medidas para uno mismo. Aspectos en los que debes trabajar individualmente para domar tu tendencia a la microgestión.
  • Medidas para los demás. Aspectos en los que debes trabajar con tu equipo para generar la confianza y la implicación adecuadas en los momentos oportunos.

Si crees que los responsables del liderazgo de tu equipo también podrían estar microgestionando, intenta redirigir estas medidas hacia ellos.

Doma tu tendencia a la microgestión

Una de las medidas para uno mismo consiste en adoptar nuevos enfoques para dejar de microgestionar. Por ejemplo:

  • Reflexiona sobre algunas cuestiones esenciales para identificar en qué estas fallando. Pregúntate: “¿El tiempo que he dedicado hoy a supervisar ha aportado valor realmente a la empresa? ¿Podría haberlo dedicado a actividades más estratégicas?” Párate a pensar qué podrías conseguir si dirigieras tu atención hacia otras cosas. Reserva tiempo en tu agenda para dedicarlo a trabajar en estas preguntas con regularidad.
  • Define una escala de la perfección del 1 al 10 (puedes entender la perfección como la máxima funcionalidad de un proyecto o un producto, por ejemplo). Pregúntate si estás aspirando a un 10 cuando un 8 es suficiente.
  • Repite: “Mi manera no es la única manera.” Aplica la regla del 80/20: En el 80 % de los casos, deja que el empleado aborde la actividad a su manera. En el 20 % de los casos, orienta al empleado sobre cómo hacerla. 

Confía más, interviene menos

En cuanto a las medidas para los demás, sigue la regla de oro para dirigir a los empleados que teletrabajan: por defecto, confía. Deja que los miembros de tu equipo aborden los desafíos con autonomía. Limita el número de puntos (reuniones) de control. Pregúntate qué beneficio aportará al equipo tu intervención y no qué beneficio te aportará a ti intervenir en el equipo.

Establece barreras para antes, durante y después de las iniciativas, que te ayuden a no caer en la microgestión. Por ejemplo:

  • Capacita a los miembros del equipo. Asegúrate de que todos los miembros del equipo conozcan la repercusión y el alcance de lo que se espera de ellos, articula por qué sus actividades son esenciales para los objetivos de la empresa y dota a cada persona de los recursos que necesita para hacer su trabajo. 
  • Céntrate en los resultados. Obsesionarse con las horas que dedica el equipo a hacer el trabajo o cómo lo hace es una pérdida de tiempo. Lo importante es que obtenga los resultados en el plazo acordado.
  • Sé flexible. Ofrece a las personas la oportunidad de trabajar cuando, donde y como puedan desplegar toda su creatividad y productividad.
  • Planifica para el peor de los casos. De esta forma refuerzas la confianza de las personas en su capacidad de manejar los problemas. 
  • No culpes. Culpar automáticamente hunde la autoestima y rompe los lazos de confianza con tus empleados. Céntrate en todo lo que se puede aprender de los fracasos. Deja que tu equipo proponga la solución para hacerlo mejor la próxima vez.

Recuerda: Los responsables ejecutivos que coordinen sus esfuerzos para no microgestionar a los empleados que teletrabajan tendrán unos equipos más eficaces al final. ¿A quién no le gusta esto?

 

Disfruta de las conferencias de Gartner

Súmate a tus compañeros en la presentación de las últimas novedades en las conferencias de Gartner.

Descubre contenido que te informe en profundidad y te mantenga al día

Mejora el desempeño de tus prioridades críticas.