Las principales tendencias tecnológicas estratégicas de Gartner para 2021

19 de octubre de 2020
Autora: Kasey Panetta

Descarga el eBook Las principales tendencias tecnológicas estratégicas para 2021

Cuando los empleados de un centro industrial volvieron al lugar de trabajo tras el cierre durante la pandemia de la COVID-19, notaron algunas diferencias. Se utilizaban sensores o etiquetas con identificación por radiofrecuencia (Radio Frequency Identification, RFID) para determinar si los empleados se lavaban las manos con regularidad. La visión artificial determinaba si los empleados cumplían con el protocolo respecto al uso de mascarillas y si se utilizaban altavoces para advertir a las personas respecto a las infracciones del protocolo. Es más, estos datos de comportamiento se recopilaron y analizaron por parte de las organizaciones para influir en el comportamiento de las personas en el trabajo.

La recopilación y el uso de dichos datos para impulsar comportamientos se denomina Internet del Comportamiento (Internet of Behavior, IoB). A medida que las empresas mejoran no solo la cantidad de datos que capturan, sino también cómo combinan datos de diferentes fuentes y los utilizan, la IoB seguirá afectando a la forma en que las empresas interactúan con las personas.

La IoB es una de las nueve tendencias tecnológicas estratégicas de Gartner que permitirá la plasticidad o flexibilidad que los negocios y empresas requieren tras la agitación provocada por la COVID-19 y el estado actual de la economía mundial. 

“La IoB consiste en utilizar datos para cambiar comportamientos”.

“Los desafíos socioeconómicos sin precedentes de 2020 exigen la plasticidad organizativa para transformar y componer el futuro”, afirmó Brian Burke, vicepresidente de investigación de Gartner, durante el Gartner IT Symposium/Xpo™ virtual 2020

Las tendencias de este año se dividen en tres bloques: el foco en las personas, la independencia de las ubicaciones y la entrega resiliente. 

Foco en las personas: aunque la pandemia haya cambiado la cantidad de personas que trabajan e interactúan con las empresas, siguen siendo el centro de todo. Por ello, necesitan procesos digitalizados para desenvolverse en el entorno actual. 

Independencia de las ubicaciones: la COVID-19 ha cambiado el lugar donde los empleados, clientes, proveedores y ecosistemas empresariales se encuentran de forma física. La independencia de las ubicaciones requiere un cambio tecnológico para respaldar esta nueva versión del negocio.

Entrega resiliente: ya sea a causa de una pandemia o una recesión, la volatilidad está presente en el mundo. Las empresas que estén preparadas para transformarse y adaptarse podrán afrontar todo tipo de sucesos inesperados y cambios bruscos.

The Value of Gartner Event Sponsorship

Como siempre, estas nueve tendencias tecnológicas estratégicas tecnológicas no operan de forma independiente entre sí, sino que se basan y se refuerzan mutuamente. La innovación combinatoria es un tema central de estas tendencias; juntas permiten la plasticidad empresarial que ayudará a guiar a las compañías en los próximos cinco a diez años. 

Tendencia 1: Internet del Comportamiento 

Como lo demuestra el ejemplo de supervisión del protocolo de la COVID-19, el Internet del Comportamiento (IoB) consiste en utilizar datos para cambiar comportamientos. Con un aumento de las tecnologías que recogen el “polvo digital” de la vida cotidiana (datos que abarcan los mundos digital y físico), esa información se puede utilizar para influir en los comportamientos a través de bucles de retroalimentación. 

Por ejemplo, en vehículos comerciales, la telemática puede supervisar comportamientos de conducción, desde frenadas repentinas hasta giros bruscos. Las empresas pueden utilizar esos datos para mejorar el rendimiento de los conductores, las rutas y la seguridad. 

“La IoB tiene implicaciones éticas y sociales dependiendo de los objetivos y resultados de los usos individuales”.

La IoB puede recopilar, combinar y tratar datos de muchas fuentes, entre las que se incluyen: datos de clientes comerciales; datos de ciudadanos cuyo tratamiento fue realizado por organismos del sector público y del gobierno; redes sociales; implementaciones de reconocimiento facial de dominio público y seguimiento de ubicación. La creciente sofisticación de la tecnología que realiza el tratamiento de estos datos ha permitido que esta tendencia crezca. 

La IoB tiene implicaciones éticas y sociales dependiendo de los objetivos y resultados de los usos individuales. Los mismos dispositivos portátiles que las empresas de seguros médicos utilizan para hacer un seguimiento de las actividades físicas para reducir las primas también podrían utilizarse para supervisar las compras de comestibles; demasiados artículos poco saludables podrían aumentar las primas. Las leyes de privacidad, que varían de una región a otra, afectarán en gran medida la adopción y la escala de la IoB. 

Tendencia 2: Experiencia total 

La experiencia total combina la multiexperiencia (MX), la experiencia del cliente (CX), la experiencia del empleado (EX) y la experiencia del usuario (UX) para transformar el resultado comercial. El objetivo es mejorar la experiencia general donde todas estas piezas convergen, desde la tecnología hasta los empleados, los clientes y los usuarios.

“Esta tendencia permite que las empresas capitalicen los factores disruptivos ocasionados por la COVID-19”.

Vincular estrechamente todas estas experiencias (en lugar de mejorar individualmente cada una de ellas en un silo) es lo que diferencia a una empresa de sus competidores de una manera que es difícil de replicar, creando una ventaja competitiva sostenible. Esta tendencia permite que las empresas capitalicen los factores disruptivos ocasionados por la COVID-19, como el teletrabajo, los clientes móviles, virtuales y repartidos. 

Por ejemplo, una gran empresa de telecomunicaciones transformó toda la experiencia del cliente para mejorar la seguridad y la satisfacción. En primer lugar, implementó un sistema de citas a través de una aplicación existente. Cuando los clientes llegaban para su cita y se acercaban a menos de 23 metros de la tienda, recibían dos cosas: por un lado, una notificación para guiarlos a través del proceso de registro, y por otro lado, una alerta que les permitía saber cuánto tiempo pasaría antes de que pudieran entrar de forma segura a la tienda y mantener el distanciamiento social. 

La empresa también ajustó su servicio para incluir más quioscos digitales y ha permitido que los empleados utilicen sus propias tabletas para explorar conjuntamente los dispositivos de los clientes sin tener que tocar físicamente el hardware. El resultado fue una experiencia general más segura, más fluida e integrada para clientes y empleados. 

Tendencia 3: Computación que mejora la privacidad 

La computación que mejora la privacidad cuenta con tres tecnologías que protegen los datos mientras se utilizan. La primera proporciona un entorno de confianza en el que se pueden tratar o analizar datos confidenciales. La segunda realiza el tratamiento y el análisis de forma descentralizada. La tercera cifra los datos y algoritmos antes del tratamiento o el análisis. 

Esta tendencia permite que las organizaciones colaboren en la investigación de forma segura entre regiones y con competidores, sin sacrificar la confidencialidad. Este enfoque está diseñado específicamente para la creciente necesidad del uso compartido de datos, mientras que a la vez se mantiene la privacidad o la seguridad.

Principales tendencias tecnológicas estratégicas de Gartner para 2021, divididas por la centralización en las personas, la independencia de las ubicaciones y la entrega resiliente.
Tendencia 4: Nube distribuida 

La nube distribuida es la distribución de servicios en la nube pública a diferentes ubicaciones físicas, en tanto que el funcionamiento, la gobernanza y la evolución de los servicios siguen siendo responsabilidad del proveedor de la nube pública.

“La nube distribuida es el futuro de la nube”.

Permitir a las organizaciones tener estos servicios físicamente más cerca ayuda en escenarios de baja latencia, reduce los costes de los datos y ayuda a considerar las leyes que disponen que los datos deben permanecer en un área geográfica específica. Sin embargo, también significa que las organizaciones siguen beneficiándose de la nube pública y no están gestionando su propia nube privada, que puede ser costosa y compleja. La nube distribuida es el futuro de la nube.  

Más información: La guía del CIO para la nube distribuida

Tendencia 5: Operaciones en cualquier lugar 

Un modelo operativo en cualquier lugar será vital para que las empresas emerjan con éxito de la COVID-19. En esencia, este modelo operativo permite acceder a los negocios, ofrecerlos y habilitarlos en cualquier lugar, donde los clientes, empleadores y socios comerciales operan en entornos físicamente remotos. 

El modelo para las operaciones en cualquier lugar es “lo digital primero, lo remoto primero”; por ejemplo, bancos que son solo móviles, pero que manejan todo, desde la transferencia de fondos hasta la apertura de cuentas sin interacción física. El formato digital debe ser el predeterminado en todo momento. Esto no quiere decir que el espacio físico no tenga su lugar, sino que debe ser mejorado digitalmente, por ejemplo, la caja sin contacto en una tienda física, independientemente de si las capacidades físicas o digitales se deben ofrecer sin problemas. 

Tendencia 6: Malla de ciberseguridad 

La malla de ciberseguridad es un enfoque arquitectónico distribuido para un control de ciberseguridad redimensionable, flexible y fiable. Ahora existen muchos activos fuera del perímetro de seguridad tradicional. La malla de ciberseguridad permite esencialmente definir el perímetro de seguridad en torno a la identidad de una persona u objeto. Permite un enfoque de seguridad más modular y receptivo al centralizar la orquestación de políticas y distribuir su aplicación. A medida que la protección del perímetro se vuelve menos significativa, el enfoque de seguridad de “ciudad amurallada” debe evolucionar a las necesidades actuales. 

Más información: Las 9 tendencias principales de seguridad y riesgo de Gartner para 2020

Tendencia 7: Empresa inteligente y componible 

Una empresa inteligente y componible es aquella que puede adaptarse y reorganizarse fundamentalmente basándose en una situación actual. A medida que las organizaciones aceleran la estrategia empresarial digital para impulsar una transformación digital más rápida, deben ser ágiles y tomar rápidamente decisiones de negocio basadas en los datos disponibles actualmente. 

Para lograrlo, las organizaciones deben permitir un mejor acceso a la información, aumentar esa información con una mejor perspectiva y tener la capacidad de responder rápidamente a las implicaciones de esa perspectiva. Esto también incluirá el aumento de la autonomía y la democratización en toda la organización, lo que permitirá que partes de las empresas reaccionen rápidamente en lugar de verse atascadas por procesos ineficientes. 

Tendencia 8: Ingeniería de IA

Una sólida estrategia de ingeniería de Inteligencia Artificial (IA) facilitará el rendimiento, la redimensionabilidad, la interpretabilidad y la fiabilidad de los modelos de IA al tiempo que ofrece el valor total de las inversiones en IA. Los proyectos de IA a menudo se enfrentan a problemas con la capacidad de mantenimiento, capacidad de redimensionamiento y gobernanza, lo que los convierte en un desafío para la mayoría de las organizaciones. 

Más información: 2 megatendencias dominan el Hype Cycle de Gartner para la inteligencia artificial, 2020

La ingeniería de IA ofrece un camino, lo que hace que forme parte del proceso principal de DevOps en lugar de un conjunto de proyectos especializados y aislados. Reúne varias disciplinas para controlar el fenómeno de la IA, al tiempo que proporciona un camino más claro hacia el valor cuando se hace operativa la combinación de múltiples técnicas. Debido al aspecto de gobernanza de su ingeniería, la IA responsable está emergiendo para abordar cuestiones de confianza, transparencia, ética, igualdad, interpretabilidad y cumplimiento. Es la puesta en práctica de la responsabilidad de la Inteligencia Artificial.  

Tendencia 9: Hiperautomatización

La hiperautomatización es la idea de que todo lo que se pueda automatizar en una empresa debe automatizarse. La hiperautomatización está impulsada por organizaciones que tienen procesos empresariales legados que no están simplificados, lo que genera problemas enormemente costosos y extensos para las organizaciones.

Muchas empresas poseen el respaldo de un “conjunto” de tecnologías que no están optimizadas, ajustadas, conectadas, "limpias" o no son explícitas. Al mismo tiempo, la aceleración del negocio digital requiere eficiencia, velocidad y democratización. Las empresas que no se centren en la eficiencia, la eficacia y la agilidad empresarial quedarán relegadas a un segundo plano.